Este sitio web utiliza cookies de terceros para optimizar tu navegación y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.   Cerrar

Centro Médico Infantil Juvenil Cavín. Oviedo, Asturias
05/11/2019

El desarrollo de un bebé de un año

A lo largo del primer año de vida de un bebé habrán ido apareciendo una serie de hitos importantes en el desarrollo y dándose muchos cambios, como los que ya hemos visto en los artículos sobre el Desarrollo de un bebé de tres meses y el Desarrollo de un bebé de seis meses.

 

Al cumplir un año es habitual que las familias se pregunten cuáles serán los cambios a partir de este momento. A continuación recogemos qué es lo esperable a nivel de desarrollo en diferentes áreas para los bebés de doce meses.

 

DESARROLLO MOTOR 

En general suele esperarse que los primeros pasos de los niños de manera autónoma se den en torno al primer año de vida. Algunos  comienzan a caminar un poco antes y otros unos meses después, sin que tengan que darse estos primeros pasos exactamente a los doce meses. En cualquier caso, sí es esperable que los bebés sean capaces de hacer muchas transferencias posturales, como pasar de tumbado a sentado o a posición de gateo, incorporarse y ponerse de pie con apoyo, sortear obstáculos gateando, ser capaces de sentarse o ponerse de cuclillas, etc. Los niños a esta edad tienen inquietud por desplazarse y explorar su entorno.

 

DESARROLLO COGNITIVO

Poco a poco los bebés van adquiriendo estrategias para resolver problemas por sí mismos. A los doce meses los bebés son capaces de utilizar algunos objetos o realizar acciones para llegar a un fin, como tirar de una manta, una cuerda o subirse a un cojín para alcanzar un juguete. Estas acciones que le resultan útiles, tenderán a repetirlas y perfeccionarlas. Serán capaces también de localizar objetos escondidos, entendiendo que aunque los pierdan de vista, no han desaparecido. Los bebés de un año disfrutan con juguetes de causa efecto y se entretienen pulsando diferentes botones para conseguir un resultado. Además de repetir todo aquello que les resulta interesante, imitarán también las acciones de los adultos para incorporarlas después y ser capaces de hacerlas de manera autónoma.

 

DESARROLLO DEL LENGUAJE Y COMUNICACIÓN

Al igual que con los primeros pasos, también suele esperarse que las primeras palabras de los bebés surjan en torno al primer año de vida, aunque de nuevo en este ámbito estos márgenes son variables. En cualquier caso, antes de que las primeras palabras aparezcan, durante los meses previos el bebé debería haber presentado unbalbuceo basado en la repetición de diferentes sílabas, distintas entonaciones y expresiones, onomatopeyas… Al cumplir los doce meses, los bebés generalmente utilizan palabras de dos sílabas aunque todavía no tengan un sentido específico. A nivel comprensivo, los bebés de esta edad son capaces de identificar los nombres de las personas cercanas u objetos o lugares importantes. Pueden también comprender instrucciones sencillas, como pedir que nos entreguen algún objeto o entender que  les estamos prohibiendo algo. También son capaces de utilizar e interpretar distintos gestos. A esta edad los bebés, aun sin utilizar palabras, deberían ser capaces de comunicarse con nosotros y transmitirnos su interés a través de la mirada, coordinándola entre aquello que desean y dirigirnos a nosotros mismos hacia su fuente de interés. Ellos mismos deberían ser capaces de iniciar las interacciones, dirigir nuestra atención y sostener lo que podría parecer una conversación.

 

¿Cuándo deberíamos valorar la posibilidad de realizar una evaluación del desarrollo?

Tal y como venimos comentando, cada bebé evoluciona según su propio ritmo de desarrollo y existen unos márgenes dentro de los cuáles la mayoría de los bebés adquieren los diferentes hitos de cada área.

A esta edad deberíamos tener en cuenta como señales de alarma el hecho de que los bebés no tengan interés por explorar diferentes objetos o juguetes o que siempre realicen las mismas acciones de manera repetitiva sin que parezcan fijarse en lo que hacen las personas de su alrededor.

A nivel de lenguaje expresivo, debería llamarnos la atención un bebé que a lo largo del primer año de vida no haya emitido sonidos, balbuceo o aproximaciones a palabras reales o bien que la utilización de estos sonidos haya sido muy escasa o muy poco variada.

En cuanto a la comprensión, al cumplir el primer año de vida un bebé debería responder y atender habitualmente cuando le llamamos por su nombre y reaccionar ante diferentes palabras y expresiones conocidas, además de ante otro tipo de estímulos como ruidos y sonidos sin que estas reacciones sean excesivas o exageradas.

En relación a la comunicación, un bebé de un año debería ser capaz de transmitirnos algunas de sus necesidades y de sus intereses. Es una señal de alarma el hecho de que a esta edad no utilice la mirada para comunicarse o que no disfrute de la interacción y los juegos sociales con los demás.

Redacción: Ana Cristina Martín Crespo 

Más información: Unidad de Psicología

 





Ver más Noticias
Comparte



Servicios Médicos Infantil Juvenil Oviedo
Centro Médico Infantil- Juvenil Cavín. Especialistas en Pediatría, Traumatología, Psicólogo, Nutricón, Neuropsicología, Logopedia en niños y adolescentes. Oviedo, Asturias.
Centro Médico Infantil- Juvenil CAVÍN

Caveda, 22 Primera Planta
T: 985 207 832
Oviedo 33002
Principado de Asturias
España
Aviso Legal
RSS
Contacto

Facebook Twitter Pinterest Google Plus
Centro Cavín Médico Infanti Juvenil Oviedo Asturias
Cavín - Centro Infantil y Juvenil. Especialistas en Pediatría, Traumatología, Psicólogo, Nutrición, Neuropsicología, Logopedia en niños y adolescentes. Oviedo, Asturias.
CAVÍN - Centro Médico Infantil-Juvenil

Caveda, 22 Primera Planta
Teléfono: 985 207 832
Oviedo 33002
Principado de Asturias
España