Este sitio web utiliza cookies de terceros para optimizar tu navegación y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.   Cerrar

Centro Médico Infantil Juvenil Cavín. Oviedo, Asturias
08/05/2015

Otitis infantil: un problema frecuente

Uno de los problemas más frecuentes que pueden tener nuestros hijos durante la infancia son las otitis. La otitis media aguda es la infección del oído medio provocada por bacterias que provienen  de la garganta y nariz, a través de la comunicación que existe entre estas estructuras y el oído, la trompa de Eustaquio.

 


¿CUÁLES SON SUS SINTOMAS?

 

Durante una entrevista mantenida en “Cavín – Centro Médico Infantil y Juvenil” con el Otorrinolaringólogo pediátrico y Profesor Asociado de Ciencias de la Salud en la Universidad de Oviedo, el Dr. Andrés Coca,  comenta que los síntomas que presenta el niño con otitis media aguda son fiebre, dolor en el oído, llanto continuo y pérdida de audición (esta última puede pasar desapercibida en niños pequeños). Ésto se debe a que el pus acumulado en el oído medio ejerce una presión contra el tímpano provocando dolor. Los lactantes puede ser más difícil de diagnosticar: los padres suelen referir que el niño llora mucho que no quiere comer (al tragar, los músculos intentan abrir la trompa y se produce dolor) o que llora al tumbarle, dado que esta postura aumenta la presión en el oído produciendo más dolor. Al explorar el oído se observa un tímpano abombado y enrojecido. Si la presión aumenta, el tímpano se perfora y comienza a supurar el oído, al salir el pus contenido en él. Al supurar, disminuye la presión sobre el tímpano y mejora el dolor. Se ha observado que esta patología es más frecuente en niños que acuden a guardería y aquellos cuyos padres fuman en el domicilio, explica el Dr. Coca.


Otro tipo de otitis muy frecuentes son las otitis serosas que se deben a un acúmulo de moco (no de pus) en el oído, suelen acompañar a los catarros y son más frecuentes en niños con hipertrofia de las adenoides (las conocidas como vegetaciones). Ésto se debe a que las adenoides se encuentran en la zona donde desemboca la trompa de Eustaquio. Cuando las adenoides se infectan, se produce también una inflamación de la trompa, lo que hace que ésta permanezca cerrada, produciéndose una presión negativa dentro del oído medio. Cuando la trompa, por diferentes mecanismos, consiga abrirse, esa presión negativa hará que la mucosidad que se segrega en las adenoides, se absorba y pase al oído medio, produciéndose así la otitis serosa. Si esa mucosidad se infecta, esta otitis serosa se puede transformar en una otitis media aguda. 

 

Asimismo, el doctor añade que, una de las posibles complicaciones de las otitis, es la mastoiditis. En este caso la infección afecta además de al oído, al hueso que se encuentra detrás de él, la mastoides. Los síntomas son los mismos que en la otitis media aguda pero además notaremos enrojecimiento detrás del oído y despegamiento de la oreja (haciendo que ésta sobresalga más). En este caso, sería necesaria la atención urgente del niño en un centro sanitario para tratarlo con antibióticos intravenosos y en algún caso con cirugía.

 

¿CÓMO SE TRATAN LOS DIFERENTES TIPOS DE OTITIS?

 

Las otitis medias agudas se tratan con antibióticos. Si el oído supura será necesario además usar antibióticos tópicos en gotas que se administraran en el oído afectado. Se podría dar al niño además algún analgésico o antitérmico para disminuir el dolor o la fiebre, indica el Dr. Andrés Coca.

 

Cuando las otitis son muy frecuentes en un niño, el doctor insiste que será necesaria la valoración por un especialista con el fin de determinar el estado del oído: si presenta perforación de tímpano, si tiene algún otro síntoma que haga pensar en una hipertrofia adenoidea, si está afectada la audición… En algunos casos puede ser necesaria la cirugía para extirpar las adenoides o colocar drenajes en los oídos.

 

Las otitis son difíciles de prevenir, comenta el doctor, ya que muchas veces se producen tras un catarro común. En determinados casos puede ser necesario sacar el niño de la guardería un tiempo, evitar fumar en el domicilio y realizar una higiene adecuada del niño aspirando los mocos y lavando la nariz con suero. Por ello, asegura que, lo más importante es realizar un diagnóstico correcto y un tratamiento adecuado tanto por el tipo de antibiótico como por la duración del mismo. Es importante confirmar que la audición del niño es normal ya que es en estas etapas de su vida cuando se produce la adquisición del lenguaje, para lo cual es indispensable una correcta audición.

 

Redacción Cavín - Centro Médico Infantil y Juvenil.

Más información: Unidad de Otorrinolaringología





Ver más Noticias
Comparte



Servicios Médicos Infantil Juvenil Oviedo
Centro Médico Infantil- Juvenil Cavín. Especialistas en Pediatría, Traumatología, Psicólogo, Nutricón, Neuropsicología, Logopedia en niños y adolescentes. Oviedo, Asturias.
Centro Médico Infantil- Juvenil CAVÍN

Caveda, 22 Primera Planta
T: 985 207 832
Oviedo 33002
Principado de Asturias
España
Aviso Legal
RSS
Contacto

Facebook Twitter Pinterest Google Plus
Centro Cavín Médico Infanti Juvenil Oviedo Asturias
Cavín - Centro Infantil y Juvenil. Especialistas en Pediatría, Traumatología, Psicólogo, Nutrición, Neuropsicología, Logopedia en niños y adolescentes. Oviedo, Asturias.
CAVÍN - Centro Médico Infantil-Juvenil

Caveda, 22 Primera Planta
Teléfono: 985 207 832
Oviedo 33002
Principado de Asturias
España